Recuperación del Volcán Chaitén


En Mayo de 2008, el Volcán Chaitén, ubicado en el corazón del Parque Pumalín, estalló en una erupción gigante. Después de estar dormido por 9.000 años, el volcán sorprendió a todo el mundo, incluso a los administradores del parque. Su hongo de humo gigante afectó el tráfico de las aerolíneas comerciales llegando incluso hasta Uruguay. Salpicando 7 km2 de cenizas en el aire por un período de varios meses, el Volcán Chaitén causó inundaciones masivas en la ciudad cercana de Chaitén. A pesar de que nadie murió como resultado de la erupción, el daño en la ciudad de Chaitén fue catastrófico: la lluvia que siguió después de la erupción trajo consigo toneladas de cenizas, que cambiaron el curso del Río Blanco causando enormes inundaciones y daños a la infraestructura. La comunidad, anteriormente la más grande de la Provincia Palena, tuvo que ser evacuada. Por varios años la ciudad de Chatén permaneció casi completamente inhabitada, aunque ahora los residentes han empezado a volver y el gobierno chileno ha empezado a reparar la infraestructura. El nivel de daño sobre el lugar requirió que el equipo de Pumalín rescatara los materiales de la oficina y el centro de visitas de Chaitén y los reubicara.

Dentro del Parque Pumalín, el sector El Amarillo, en la entrada sur ,sufrió el mayor daño requiriendo un enorme trabajo de restauración. Justo meses después de haber terminado en ese lugar un proyecto grande de restauración de paisaje, la erupción cubrió el área con metros de ceniza volcánica. Tuvimos que cerrar el parque al público durante las temporadas 2009 y 2010 para concentrarnos en la inmensa tarea de reparar la infraestructura dañada e impulsar la recuperación de las áreas naturales. Los sistemáticos ciclos de limpieza con gratas circulares sobre los campos, permitieron que las fuertes lluvias lavaran progresivamente las cenizas, hasta que sólo quedó una pequeña cantidad, la cual se pudo reintegrar al suelo y luego volver a sembrar. Los sitios de camping tuvieron que ser escarbados y reparados. Los ríos cubiertos de cenizas cambiaron su curso inundando caminos, los que fueron reconstruidos completamente.

Después de temporadas de trabajo perseverante, se restauró el sector completo de El Amarillo, con la nueva oficina administrativa funcionando y el parque recibiendo miles de visitas nuevamente.

Volver a Restauración de Paisajes

 

Copyright 2012-2017 Tompkins Conservation | www.tompkinsconservation.org | Email: informacion@tompkinsconservation.org
Ver el film "Douglas Tompkins: A Wild Legacy"