Category Archives: Restauración

Nacen los primeros yaguaretés en Iberá después de décadas de ausencia.

Hermanos 6

Los dos nuevos cachorros con su madre.

Se agranda la familia de Yaguaretés, en Parque Iberá, Corrientes, Argentina.

El 6 de junio de 2018 fue un día histórico para el proyecto de Rewilding de Tompkins Conservation, ya que marcó la llegada de dos nuevos cachorros de yaguareté en el Parque Iberá, ubicado en los humedales del noreste de Argentina, en la provincia de Corrientes. Estos cachorros no solo son los primeros nacidos dentro de nuestro Programa de Reintroducción de Yaguareté de CLT, sino que representan los primeros yaguaretés nacidos después de décadas en esta región. Esta especie ha estado ausente en Corrientes desde la industrialización del siglo XX.

El yaguareté es el felino más grande y uno de los más emblemáticos de América, pero la caza, la pérdida de hábitat y otras amenazas dejaron a la especie en peligro de extinción en Argentina. Habiendo perdido el 95% de su distribución original, actualmente se estima que solo quedan unas 200 yaguaretés en Argentina, distribuidos principalmente en parcelas aisladas de la selva de Misiones y en las laderas de las montañas (yungas) de las provincias de Salta y Jujuy.

Aerial image of breeding center

Una vista aérea del Centro de Programa de Reintroducción de yaguareté (CECY).

Para revertir la extinción local de esta especie clave, lanzamos este pionero Programa de Reintroducción de Yaguareté en 2011. Nuestro equipo en Argentina, junto con científicos y veterinarios y el apoyo de la comunidad local y legisladores, ha estado trabajando con el objetivo de criar una generación de yaguaretés que podrían ser liberados en su hábitat natural para sobrevivir de manera independiente en la naturaleza. Son cinco los yaguaretés dentro del programa, que provienen de diferentes de zoológicos y centros de rescate de Sudamérica. Ellos ya no pueden ser liberados pero sí pueden reproducirse  y vivir en las instalaciones del CECY ( Centro experimental de cría de Yaguareté) que cuenta con más de 260,000 hectáreas de hábitat de pastizales naturales, con zonas abiertas y otras zonas forestales que sirven como refugio, y donde conviven con caimanes, capibaras y otras fuentes de alimento.

Los dos nuevos cachorros son descendientes de dos de los yaguaretés del programa prestados por instituciones asociadas: Chiqui, el padre, nació en la naturaleza pero termino en un centro de rescate al quedar huérfano por un cazador; Tania, la madre, llegó al centro después de nacer y criarse en un zoológico. Lo más característico de Tania es la falta de una de sus patas, la cual perdió durante un accidente cuando era cachorra. Sin embargo, a pesar de esta discapacidad, desde que se unió al Programa de Reintroducción de Yaguaretés a logrado superarse y hoy es la madre de los primeros cachorros de yaguareté nacidos en Iberá en aproximadamente medio siglo.

TANIA_mother

Tania, la madre de los dos nuevos cachorros.

En las palabras de Maite Ríos, jefa del Programa de Reintroducción de Yaguareté: “Es una gran noticia que un animal con una discapacidad y que parecía condenado a la vida en cautiverio, como Tania, no solo pueda vivir en condiciones semi-naturales y cazar para ella misma, pero también convertirse en la madre de los primeros cachorros que posiblemente podrán vivir libremente en Iberá. La historia de superación de obstáculos de Tania nos inspira a seguir trabajando y colaborando con otras instituciones para cuidar y restaurar el patrimonio de todos los habitantes de la provincia de Corrientes y de Argentina. Por el momento, vemos que los cachorros están mamando bien de su madre, pero debemos ser muy prudentes porque estamos hablando de una madre primeriza que aún debe aprender a criar sus crías por cuenta propia, sin interferencia por parte del ser humano. Para poder liberarlos, es muy importante que estos diminutos yaguaretés crezcan de la manera más natural posible.”

Jaguar Cubs_Rafa

Los dos nuevos cachorros descansan con su madre, Tania. Crédito: CLT Argentina.

Con el nacimiento de estos cachorros, se dio un paso importante en el trabajo de re-introducción de Tompkins Conservation en Iberá, el resultado del sueño y la visión de Douglas y Kristine Tompkins, quienes se enamoraron por primera vez de estos extensos salvajes humedales en 1997.

Hoy en día, el área no solo contiene los primeros cachorros de yaguareté, sino que también alberga otras  poblaciones recuperadas de especies que se habían perdido: el oso hormiguero, el venado pampeano, el tapir, el pecarí de collar y el guacamayo rojo y verde.  Ya son aproximadamente 60,000 hectáreas lo que nuestro equipo logro donar al gobierno Argentino para crear el futuro Parque Nacional Iberá.

Como afirma Sofía Heinonen, directora ejecutiva de CLT, “este es un momento histórico para Iberá y para el resto de Argentina, ya que vemos cómo nuestro mamífero en mayor peligro, un emblema nacional, da un paso hacia su recuperación. Gracias al esfuerzo de cientos de personas y decenas de organizaciones en Corrientes, Argentina y otros países durante muchos años, Iberá ahora es reconocido como uno de los principales destinos naturales del mundo y como una historia inspiradora de restauración ambiental y cultural, y el yaguareté finalmente se aleja de estar en peligro de extinción”.

Esperamos ver estos cachorros y este programa desarrollarse en los próximos años y lo invitamos a seguirlo.

Para más información, visitar www.proyectoibera.org.

Contactos del Programa de Reintroducción de Yaguareté:

Alicia Delgado (CLT biologa): ali1979web@yahoo.com.ar. / +5493794256201

Gustavo Solís (CLT veterinaria): estabsanjose@hotmail.com  / +5493794409995

Contacto de Prensa:

Erin Louie Billman, Global Communications Director, Tompkins Conservation

louie@tompkinsconservation.org / +1 415 277 1846

Leave a Comment

Filed under Creación de Parques, Restauración

Bajando hasta Tierra del Fuego para Firmar la Creación del Parque Nacional Yendegaia

Group at Yendegaia

Foto: gob.cl

A comienzos de Enero, Doug Tompkins se reunió con el Presidente chileno, Sebastián Piñera, en la región más al sur del país, donde el Presidente designó oficialmente el nuevo Parque Nacional Yendegaia. A pesar de tener un poco de tiempo lluvioso, el grupo se las arregló para juntarse dentro del territorio del nuevo parque y realizar un ceremonia breve pero llena de energía.

Doug and El Presidente

El Presidente Sebastián Piñero y Doug Tompkins
Foto: Rodrigo Noriega

En su discurso, Piñera agradeció a Tompkins Conservation por la donación de tierras, reflexionando sobre el hecho de que “este parque ha sido creado gracias a los esfuerzos de Douglas Tompkins y su mujer, Kris, quienes han donado cerca de 38.000 hectáreas al Estado chileno. Esto, combinado con otras 112.000 hectáreas de tierras pertenecientes al Estado, conformarán el Parque Nacional Yendegaia.” Para ver más sobre sus comentarios haz click aquí.

Varios del grupo

Varios miembros del equipo que creó el parque
Foto: Rodrigo Noriega

Nuestro equipo se sintió orgulloso de este momento histórico, ya que la creación un nuevo parque nacional requiere una colaboración cercana con varias autoridades gubernamentales y demanda una administración y estrategia cuidadosa. Al finalizar esta donación estamos tomando un importante paso hacia adelante trabajando con el gobierno chileno, ¡para así seguir creando otros parques nacionales en el futuro!

2 Comments

Filed under Otros, Creación de Parques, Restauración

Orgullo del pueblo con pintura: El embellecimiento del pueblo progresa rápidamente en El Amarillo

¿Dónde está el centro del mundo? Hay señales que indican que está en un pequeño pueblo llamado El Amarillo, en la entrada sur del Parque Pumalín. En la Carretera Austral, a unos pocos kilómetros al sur de Chaitén, la ciudad que fue dañada por el volcán, El Amarillo se está convirtiendo en un centro turístico para entrar a Pumalín, y en lugar agradable para vivir para sus ciento y tantos residentes.

Hace ocho años atrás, The Conservation Land Trust comenzó un proyecto de embellecimiento del pueblo El Amarillo, liderado por la joven arquitecto local, Marcela Ojeda. En ese entonces, el pueblo consistía de unas pocas docenas de casas, casi todas llevadas a menos. Unos cuantos supermercados pequeños vendían productos básicos y pocas casas tenían piezas para arrendar a los turistas. En su gran mayoría, los turistas tenían que parar en Chaitén o más al sur en la Carretera Austral para encontrar servicios. A pesar de tener una excelente ubicación al lado de Pumalín, con vistas preciosas del Volcán Michinmahuida y el Cordón de los Tabiques, El Amarillo no había desarrollado mucho su potencial ecoturístico. Los turistas pasaban de largo en la carretera y muchos residentes jóvenes querían irse para buscar más oportunidades.

La belleza natural de El Amarillo; mirando hacia Michimahuida.

Desde 2005, el proyecto de embellecimiento del pueblo ha trabajado con muchas familias para poner sus casas en orden, pintarlas, repararlas, jardinear y construir el paisaje. El Proyecto Pumalín patrocina los arreglos iniciales de las casas, con el acuerdo de que los dueños cubran la mantención y reparaciones en el futuro. El equipo trabaja con las familias para hacer un diseño y acordar un horario para los arreglos, y les pide que participen siempre que sea posible.

Con un poco de pintura, carpintería y jardineo se puede llegar muy lejos. Muchas de las estructuras del pueblo que parecían no tener reparo han renacido como hogares llenos de carácter con tan sólo unos arreglos sencillos pero bien pensados. Con la ayuda de voluntarios de todas partes del mundo se han podido transformar más de una docena de casas de la localidad.

Un hogar construido a partir de un viejo container y transformado en una linda cabaña de campo.

Mientras tanto, el equipo ha diseñado y construido un nuevo supermercado y estación de bencina para colocar El Amarillo en el mapa de servicios turísticos de la región.

Administrar una estación de bencina nunca ha sido algo importante en una lista de proyectos de conservación, pero dado que la bomba de bencina más cercana está muy lejos, esta estación entrega un servicio de gran importancia y ayuda a toda la comunidad.

El supermercado provee una variedad de productos distintos a los que se ofrecen en los supermercados que ya existen: herramientas, verduras orgánicas, productos de lana, libros y suvenires, entre otras cosas.

La idea principal del proyecto, según explica Doug, es crear un sentimiento de orgullo por el hogar haciendo arreglos, aplicando pintura y creando paisajismo con sencillez. El orgullo por el hogar se traspasa al orgullo por la comunidad, a medida que el pueblo entero se ve más ordenado y agradable, y se convierte en un destino atractivo para los turistas. Cuando el primer plano donde están las casas, los jardines y espacios comunes se ve más bonito, los residentes y las visitas pueden sentir admiración y disfrutar el espectacular escenario natural del lugar, sintiendo respeto por la vida silvestre que los rodea.

Explicando la gran idea a los visitantes de El Amarillo.

El cuidado por el hogar y la conexión con la comunidad cultivan la responsabilidad por el lugar y la tierra. Sin necesidad de predicar valores ecológicos, el trabajo de remodelación del pueblo mejora la calidad de vida y otorga más oportunidades económicas a los residentes, pero además les sirve de motivación para proteger la excepcional naturaleza de su entorno.

2 Comments

Filed under Activismo, Otros, Restauración

Arquitecta de los “chirimbolos”: Una entrevista con Marcela Ojeda

La joven arquitecto originaria de El Amarillo, Marcela Ojeda, ha liderado el proyecto para embellecer su pueblo. Hablamos con ella hace poco durante un tour en El Amarillo sobre la historia y el impacto del proyecto.

Marcela Ojeda.

P. ¿Cómo conociste a Doug y supiste del Proyecto Pumalín?

Crecí justo acá en El Amarillo donde mis padres tienen un hostal sencillo. Cuando el equipo de Pumalín empezó a trabajar en la parte sur del parque en 2002, necesitaban un lugar donde quedarse así que empezaron a venir al negocio de mis papás. Un día, Doug pasó para conversar con mis padres y supo que yo estaba estudiando arquitectura en la universidad. Al saber que había una estudiante de arquitectura, empezó a planificar un trabajo de embellecimiento del pueblo. Ale Retamal, una antigua miembro del equipo de Pumalín, me contrató para trabajar en el verano de 2005 cuando yo estaba estudiando.

La casa de la familia de Marcela, ahora arreglada como parte de proyecto.

Q. ¿Cómo les fue en los primeros años del proyecto?

A medida que empezamos a desarrollar las ideas para este proyecto, no quisimos empezar con la casa de mis papás porque eso se vería como interés personal. Al principio, algunos estaban dudosos de trabajar con nosotros porque no entendían porque queríamos ayudarlos a arreglar su casa. Entonces, nuestra vecina al frente nos ofreció su casa como “proyecto piloto”, más que nada porque conocía y confiaba en mi familia y no tanto porque estuviera de acuerdo con el proyecto. Pintamos su casa, construimos una reja nueva, hicimos trabajos de paisajismo y construimos un nuevo cobertizo, entre otras cosas. Una vez que los otros vieron la transformación, se abrieron más a la idea del proyecto.

La primera casa, y dueña, que se unió al proyecto de embellecimiento del pueblo.

Durante uno o dos años, pasé mucho tiempo hablando con varias familias sobre el proyecto, para reducir las sospechas y encontrar personas nuevas con quienes trabajar. Con cada familia que se unía al proyecto, yo conversaba con ellos para saber qué color de pintura querían, que tipo de reja, ideas sobre el paisajismo, etc. Yo doy sugerencias e ideas: generalmente la gente quiere consejos sobre que colores se ven mejor juntos y que estilo de reja se vería bien con su casa.

Uno de los proyectos que van encaminados.

Con el tiempo, ha sido cada vez más fácil convencer a la gente, al punto en que ahora tenemos una larga lista de gente esperando para que los ayudemos. Estamos trabajando lo más rápido posible, ¡pero casi todo el mundo quiere ayuda! Hay sólo una cierta cantidad de pintores en El Amarillo y sólo algunos días soleados, así que hay un límite de cuanto podemos lograr cada temporada.

P. Describe uno de los trabajos de arreglo en que has participado.

Uno de mis trabajos favoritos ha sido la limpieza del Supermercado Las Rosas, un supermercado simple con algunas habitaciones arriba para turistas. La señora que lo administra es viejita y tiene problemas de salud, y tiene que cuidar a varios nietos, todo por su cuenta. Su negocio estaba pasando por malos momentos ya que la estructura estaba destartalada y no era muy atractivo para los turistas, y no tenía otros medios para sustentarse a si misma y su familia. Le dimos al edificio un arreglo profundo: mejorando la integridad de la estructura, limpiando el interior para darles una mejor calidad de vida a la familia y ofrecer mejores comodidades a los turistas, y lo pintamos de color rojo y azul brillante y alegre.

El Supermercado Las Rosas, unos años atrás.

Toques finales en la transformación, enero de 2013.

Cuando Doug y yo la visitamos el otoño pasado, salió llorando, diciéndonos todo lo que le habíamos cambiado la vida y todo lo que había disfrutado trabajar con nuestro equipo. No sólo estaba feliz con los arreglos de su casa pero también disfrutó la ayuda y amistad de los trabajadores de nuestro equipo que pasaron tiempo con ella. Nos contó que jamás hubiera tenido el dinero ni la energía para hacer las remodelaciones ella misma, pero que ella y su familia iban a hacer todo lo posible para mantener el edificio en buenas condiciones en el futuro.

P. ¿Cómo puedes describir el estilo arquitectónico del pueblo

Nuestro objetivo era usar el estilo tradicional del lugar que calza con los edificios que ya existían y usamos materiales familiares. Hemos creado “chirimbolos”, lo detalles arquitectónicos que le dan un toque decorativo y estilo a las construcciones simples. Nuestra tienda de letreros, administrada por el inveterado artesano, Dante, construye detalles de madera que realmente embellecen las casas. Cada casa tiene un estilo sutilmente diferente, pero son variaciones de un mismo tema.

Me gusta trabajar con planchas de zinc porque son tan típicas en esta región. Algunos arquitectos lo pueden mirar en menos, pero es funcional y duradero, y si se usa correctamente, puede ser atractivo también. Encontrar un estilo que sea económico y asequible para nuestros vecinos es un desafío interesante y entretenido.

Q. ¿Cuáles han sido los resultados más grandes del proyecto?

El arreglo que se ha hecho en el pueblo también ha cambiado la visión de la comunidad. Ahora hay mucho más reconocimiento de la belleza con la que vivimos y la sensación de que existen oportunidades. Además, nuestros pueblos vecinos quieren imitar lo que hemos hecho. Nos acaba de visitar un hombre de Puerto Cárdenas, al sur por la Carretera Austral, que quiere empezar un proyecto similar para remodelar su pueblo. El Amarillo hoy día es el orgullo de la región en vez de un pueblito olvidado. Como arquitecto, es motivador ver como el cambio en la apariencia de un lugar también puede cambiar su espíritu.

5 Comments

Filed under Otros, Restauración

Cinco años de reubicación y recuperación del oso hormiguero gigante en Iberá

Foto gentileza de Evangelina Indelicato y Luis Piovani.

Hace cinco años atrás, el 17 de Octubre de 2007, dos osos hormigueros gigantes llamados Ivoty Porá y Preto se bajaron de sus jaulas de viaje para comenzar una vida libre en las praderas de la propiedad Rincón del Socorro, en los Humedales de Iberá. Un pequeño grupo de defensores, entre ellos guardaparques, gente del pueblo, vecinos y miembros del equipo de CLT, los observaron con una mezcla sobrecogedora de felicidad, nerviosismo y orgullo. Después de haber estado ausentes por varias décadas, ¡los osos hormigueros finalmente pudieron regresar para habitar la naturaleza de Corrientes! Desde ese entonces, el programa (junto con la población de osos hormigueros gigantes) ha prosperado e Ivoty Porá es la madre orgullosa de cuatro críos nacidos libremente en Iberá.

Ivoty con su cuarta cría. Foto sacada con una cámara trampa.

Habiendo sido una vez muy común, el oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla) ha estado enormemente ausente de la Provincia Corrientes por décadas, sufriendo de la pérdida de hábitat y la persecución de los humanos. Con el tiempo, el oso hormiguero desapareció no sólo de las tierras silvestres de Corrientes, sino que también de la memoria cultural de la mayoría de los habitantes humanos. Ahora, después de cinco años de trabajo dedicado por parte de nuestro equipo de biólogos y conservacionistas de vida silvestre, parece ser que la historia está preparada para darle al oso hormiguero una segunda oportunidad, con una población de 28 individuos introducidos y 9 nacidos localmente asentándose para hacer una vida en Iberá.

Gráfico mostrando dinámicas de la población de osos hormigueros gigantes en la Reserva Natural Iberá.

Este pasado 22 de Noviembre, CLT conmemoró el quinto aniversario del proyecto junto con docenas de defensores y colaboradores. Cerveza, vino, choripanes y risas colorearon la tarde de celebración, contando historias de los “personajes” favoritos de osos hormigueros. Uno de ellos era Tota, un oso hormiguero bastante grande que estuvo desaparecido por más de un año y fue descubierto finalmente, delgado y demacrado, a muchos kilómetros lejos de la reserva. Después de una rehabilitación cuidadosa, Tota fue padre de dos críos sanos ese mismo año. Luego estaba Hata, el cual fue atropellado por un auto en Santiago del Estero y que soportó cinco operaciones en su pierna rota, pero igual siguió viviendo felizmente dos años más junto con nosotros. Y no podemos olvidarnos de Formoseña, una hermosa hembra cuya salud fue restaurada de condiciones críticas para luego convertirse en madre y vivir libremente en Iberá. Pero quizás la más celebrada fue Ivoty, la primera hembra que dio a luz a críos nativos de la reserva, teniendo ahora cuatro hijos.

George Schaller observa mientras el equipo examina uno de los osos hormigueros de Iberá.

En la celebración contamos con la participación en espíritu del mundialmente reconocido naturalista George Schaller, cuyos estudios pioneros de especies tan carismáticas y difíciles de estudiar como el león, el tigre, el jaguar, el gorila de montaña, el panda y el leopardo de las nieves han inspirado durante años a tantas personas de la comunidad de conservación. En 1975, Schaller fue el primer biólogo que estudió el venado de las pampas cuando estaba en peligro de extinción aquí en la reserva Iberá. Hace unos meses atrás, Schaller volvió a Iberá después de cuarenta años, feliz de ver que sus estudios originales ayudaron a inspirar los proyectos pioneros para reintroducir a ambos, el venado de las pampas y el oso hormiguero gigante, acá en este increíble paisaje. Fue un gran placer poder compartir nuestros logros de conservación con alguien tan experimentado y con tantos conocimientos como Schaller, ¡de quien todos hemos aprendido mucho.

A medida que el proyecto sigue creciendo y más personas se unen al grupo, la historia sólo se va poniendo más interesante. Durante el año pasado, sumamos en total otros 7 osos hormigueros a la población: tres juveniles, dos machos adultos y dos hembras adultas. También trajimos a nuestro primer oso hormiguero nacido en cautiverio, Poty, una madre joven donada al proyecto por el Proyecto de Conservación de Osos Hormigueros Gigantes y el Zoológico de Barcelona. Lamentablemente, nuestras nuevas adiciones fueron interrumpidas por malas noticias, cuando cuatro criaturas fueron afectadas por un período de heladas muy duro. Estas muertes no sólo han traído tristeza a nuestro estudio, pero también nos han motivado para sostener estándares más altos de monitoreo y cuidado para esta criatura tan sensible, especialmente en los primeros años de su vida en un ambiente nuevo.

Lentamente pero con pasos seguros, el oso hormiguero gigante está volviendo al ecosistema de Iberá. Entre los 28 osos hormigueros liberados, sabemos que al menos entre 24 y 27 todavía están vivos y prosperando. Cuatro de las hembras han dado a luz exitosamente a un total de nueve críos nativos de Iberá y esperamos con ansias a que las hembras más jóvenes se unan al grupo de madres hormigueras. En los últimos dos años del proyecto, varios guardaparques y turistas han informado haber visto osos hormigueros incluso en las afueras de la Colonia Carlos Pellegrini. Su rango está creciendo y no podríamos estar más contentos.

Este mapa muestra las ubicaciones y rangos de los osos hormigueros que viven dentro de la reserva Rincón del Socorro en Iberá.

Queremos tomar la oportunidad de nuestro quinto aniversario para agradecer a las tantas instituciones y personas que han hecho que el retorno de este emblemático animal a Iberá fuera posible. Gracias a las autoridades de Corrientes, a través de dos gobiernos y varios directores, que siempre han apoyado el proyecto. Gracias a la Dirección de Fauna Silvestre de Argentina, la cual nos dio un apoyo público fundamental en las etapas tempranas de experimentación. Gracias a los gobiernos de Santiago del Estero, Jujuy, Salta, Formosa y Chaco, los cuales abastecieron con el material básico imprescindible para el proyecto al donar osos hormigueros rescatados. A esta lista de agradecimientos, queremos sumar la Estación Experimental Horco Molle, el Zoológico Florencia Varela y todos los consultores científicos quienes nos han guiado a través de este emocionante proceso. Finalmente, agradecemos al equipo de CLT y a nuestros voluntarios quienes han seguido y apoyado nuestro trabajo empezando con el rescate, pasando por la recuperación y hasta la liberación. Gracias a todos por los cinco años llenos de aprendizajes, errores, conocimientos, buenas y malas noticias, colaboraciones inspiradoras, ¡y una gran satisfacción en esta apasionante aventura!

La tienda Patagonia en Buenos Aires celebró con nosotros esta gran ocasión. Mira este video para ver las alegres escenas del cumpleaños número cinco de los osos hormigueros gigantes, junto con más detalles sobre el significado de este proyecto.

Para más información sobre este proyecto y otras iniciativas de restauración de especies en peligro de extinción en Iberá visita nuestra página.

El primer oso hormiguero es soltado en la reserva en 2007.

Dos juveniles, Pancha y Tinelli, vienen a alimentarse.

Kari y Yamill le colocan un collar nuevo a Lionel.

Diana ajusta el collar de telemetría de Renata.

Osito recién ingresado al proyecto.

¡Protegidos y libres para habitar los humedales de Iberá!

2 Comments

Filed under Otros, Restauración