Monthly Archives: F Y

Cinco años de reubicación y recuperación del oso hormiguero gigante en Iberá

Foto gentileza de Evangelina Indelicato y Luis Piovani.

Hace cinco años atrás, el 17 de Octubre de 2007, dos osos hormigueros gigantes llamados Ivoty Porá y Preto se bajaron de sus jaulas de viaje para comenzar una vida libre en las praderas de la propiedad Rincón del Socorro, en los Humedales de Iberá. Un pequeño grupo de defensores, entre ellos guardaparques, gente del pueblo, vecinos y miembros del equipo de CLT, los observaron con una mezcla sobrecogedora de felicidad, nerviosismo y orgullo. Después de haber estado ausentes por varias décadas, ¡los osos hormigueros finalmente pudieron regresar para habitar la naturaleza de Corrientes! Desde ese entonces, el programa (junto con la población de osos hormigueros gigantes) ha prosperado e Ivoty Porá es la madre orgullosa de cuatro críos nacidos libremente en Iberá.

Ivoty con su cuarta cría. Foto sacada con una cámara trampa.

Habiendo sido una vez muy común, el oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla) ha estado enormemente ausente de la Provincia Corrientes por décadas, sufriendo de la pérdida de hábitat y la persecución de los humanos. Con el tiempo, el oso hormiguero desapareció no sólo de las tierras silvestres de Corrientes, sino que también de la memoria cultural de la mayoría de los habitantes humanos. Ahora, después de cinco años de trabajo dedicado por parte de nuestro equipo de biólogos y conservacionistas de vida silvestre, parece ser que la historia está preparada para darle al oso hormiguero una segunda oportunidad, con una población de 28 individuos introducidos y 9 nacidos localmente asentándose para hacer una vida en Iberá.

Gráfico mostrando dinámicas de la población de osos hormigueros gigantes en la Reserva Natural Iberá.

Este pasado 22 de Noviembre, CLT conmemoró el quinto aniversario del proyecto junto con docenas de defensores y colaboradores. Cerveza, vino, choripanes y risas colorearon la tarde de celebración, contando historias de los “personajes” favoritos de osos hormigueros. Uno de ellos era Tota, un oso hormiguero bastante grande que estuvo desaparecido por más de un año y fue descubierto finalmente, delgado y demacrado, a muchos kilómetros lejos de la reserva. Después de una rehabilitación cuidadosa, Tota fue padre de dos críos sanos ese mismo año. Luego estaba Hata, el cual fue atropellado por un auto en Santiago del Estero y que soportó cinco operaciones en su pierna rota, pero igual siguió viviendo felizmente dos años más junto con nosotros. Y no podemos olvidarnos de Formoseña, una hermosa hembra cuya salud fue restaurada de condiciones críticas para luego convertirse en madre y vivir libremente en Iberá. Pero quizás la más celebrada fue Ivoty, la primera hembra que dio a luz a críos nativos de la reserva, teniendo ahora cuatro hijos.

George Schaller observa mientras el equipo examina uno de los osos hormigueros de Iberá.

En la celebración contamos con la participación en espíritu del mundialmente reconocido naturalista George Schaller, cuyos estudios pioneros de especies tan carismáticas y difíciles de estudiar como el león, el tigre, el jaguar, el gorila de montaña, el panda y el leopardo de las nieves han inspirado durante años a tantas personas de la comunidad de conservación. En 1975, Schaller fue el primer biólogo que estudió el venado de las pampas cuando estaba en peligro de extinción aquí en la reserva Iberá. Hace unos meses atrás, Schaller volvió a Iberá después de cuarenta años, feliz de ver que sus estudios originales ayudaron a inspirar los proyectos pioneros para reintroducir a ambos, el venado de las pampas y el oso hormiguero gigante, acá en este increíble paisaje. Fue un gran placer poder compartir nuestros logros de conservación con alguien tan experimentado y con tantos conocimientos como Schaller, ¡de quien todos hemos aprendido mucho.

A medida que el proyecto sigue creciendo y más personas se unen al grupo, la historia sólo se va poniendo más interesante. Durante el año pasado, sumamos en total otros 7 osos hormigueros a la población: tres juveniles, dos machos adultos y dos hembras adultas. También trajimos a nuestro primer oso hormiguero nacido en cautiverio, Poty, una madre joven donada al proyecto por el Proyecto de Conservación de Osos Hormigueros Gigantes y el Zoológico de Barcelona. Lamentablemente, nuestras nuevas adiciones fueron interrumpidas por malas noticias, cuando cuatro criaturas fueron afectadas por un período de heladas muy duro. Estas muertes no sólo han traído tristeza a nuestro estudio, pero también nos han motivado para sostener estándares más altos de monitoreo y cuidado para esta criatura tan sensible, especialmente en los primeros años de su vida en un ambiente nuevo.

Lentamente pero con pasos seguros, el oso hormiguero gigante está volviendo al ecosistema de Iberá. Entre los 28 osos hormigueros liberados, sabemos que al menos entre 24 y 27 todavía están vivos y prosperando. Cuatro de las hembras han dado a luz exitosamente a un total de nueve críos nativos de Iberá y esperamos con ansias a que las hembras más jóvenes se unan al grupo de madres hormigueras. En los últimos dos años del proyecto, varios guardaparques y turistas han informado haber visto osos hormigueros incluso en las afueras de la Colonia Carlos Pellegrini. Su rango está creciendo y no podríamos estar más contentos.

Este mapa muestra las ubicaciones y rangos de los osos hormigueros que viven dentro de la reserva Rincón del Socorro en Iberá.

Queremos tomar la oportunidad de nuestro quinto aniversario para agradecer a las tantas instituciones y personas que han hecho que el retorno de este emblemático animal a Iberá fuera posible. Gracias a las autoridades de Corrientes, a través de dos gobiernos y varios directores, que siempre han apoyado el proyecto. Gracias a la Dirección de Fauna Silvestre de Argentina, la cual nos dio un apoyo público fundamental en las etapas tempranas de experimentación. Gracias a los gobiernos de Santiago del Estero, Jujuy, Salta, Formosa y Chaco, los cuales abastecieron con el material básico imprescindible para el proyecto al donar osos hormigueros rescatados. A esta lista de agradecimientos, queremos sumar la Estación Experimental Horco Molle, el Zoológico Florencia Varela y todos los consultores científicos quienes nos han guiado a través de este emocionante proceso. Finalmente, agradecemos al equipo de CLT y a nuestros voluntarios quienes han seguido y apoyado nuestro trabajo empezando con el rescate, pasando por la recuperación y hasta la liberación. Gracias a todos por los cinco años llenos de aprendizajes, errores, conocimientos, buenas y malas noticias, colaboraciones inspiradoras, ¡y una gran satisfacción en esta apasionante aventura!

La tienda Patagonia en Buenos Aires celebró con nosotros esta gran ocasión. Mira este video para ver las alegres escenas del cumpleaños número cinco de los osos hormigueros gigantes, junto con más detalles sobre el significado de este proyecto.

Para más información sobre este proyecto y otras iniciativas de restauración de especies en peligro de extinción en Iberá visita nuestra página.

El primer oso hormiguero es soltado en la reserva en 2007.

Dos juveniles, Pancha y Tinelli, vienen a alimentarse.

Kari y Yamill le colocan un collar nuevo a Lionel.

Diana ajusta el collar de telemetría de Renata.

Osito recién ingresado al proyecto.

¡Protegidos y libres para habitar los humedales de Iberá!

2 Comments

Filed under Otros, Restauración

Cultivando y restaurando en el Fundo Hornopirén: Una conversación con Héctor y Nancy Oyarzún

Durante casi once años, Héctor y Nancy Oyarzún han administrado el pintoresco y productivo Campo Hornopirén, el cual forma parte del Proyecto Pumalín. Este campo se ubica a sólo 100 km al sur de Puerto Montt en la Carretera Austral permitiendo que sea más asequible que otros campos del Proyecto Pumalín. Las impresionantes vistas hacia el Volcán Hornopirén, la pieza central del cercano Parque Nacional Hornopirén, hacen que este campo también sea uno de los más hermosos.

Héctor y Nancy comenzaron a trabajar en Hornopirén poco tiempo después de que Doug y Kris compraran la propiedad. Tenían un trabajo muy difícil por delante: el campo encarnaba todo lo que son las malas prácticas de administración, llevando consigo las cicatrices de un mal manejo de prácticas forestales y agrícolas, así como también los deshechos y el procesamiento de madera ilegales. Después de más de una década de trabajos de restauración, Héctor, Nancy y aquellos que trabajaron junto con ellos han transformado la propiedad de Hornopirén nuevamente en un campo sano y hermoso.

La gran mayoría de sus 346 hectáreas permanecen como bosque templado Valdiviano sin cultivar, sirviendo como hábitat primordial para las especies de vida silvestre inusuales como el pudú, el ciervo más pequeño del mundo. Las manadas de ganado y ovejas pastan en los pastizales restaurados. Los invernaderos orgánicos, el huerto de verduras y los cultivos de frutos del bosque utilizan un innovador sistema de composta que provee nutrientes a las plantas. Finalmente, la producción de miel orgánica completa la variedad de actividades productivas del campo.

Héctor y Nancy se tomaron un momento para responder algunas preguntas sobre como es trabajar en Hornopirén y comentar sus experiencias.

P: ¿De dónde son ustedes?

R: Los dos somos de Osorno, una ciudad al norte de Puerto Montt, y crecimos trabajando en el campo allá.

P: ¿Qué los ha llevado ha quedarse tanto tiempo en Hornopirén?

R:  Hornopirén es un campo hermoso, bien organizado y lleno de paz. Es un placer pasar el tiempo acá y somos muy felices con nuestro trabajo. Este es el desafío más grande que jamás hemos tenido pero también el más satisfactorio.

P: ¿Cuáles son los desafíos de administrar este campo?

A:  El proceso de restauración fue largo y desafiante y muchas veces tuvimos que experimentar para encontrar la mejor técnica, ya que este tipo de restauración nunca se había hecho en esta región. Con el paso de los años, hemos cambiado el equilibrio de las ovejas y el ganado, tratando de averiguar que tipo de ganado tiene más sentido ecológica y económicamente. Todos los días nos esforzamos para trabajar la tierra con la naturaleza, pero eso puede ser un proyecto difícil y complicado.

Q:  ¿Cuál es la parte que más les gusta de su trabajo? 

R:  ¡Cuando volvemos al campo el lunes en la mañana para tratar de resolver los desafíos y lecciones que nos esperan en la semana!

P: Según su experiencia, ¿qué es lo que tiene de especial trabajar en el Proyecto Pumalín?

R: Doug es un excelente líder y jefe. El cree y confía en nosotros en base al trabajo que hemos hecho acá y nos da la oportunidad de hacer lo que más nos gusta: trabajar en el campo, cerca de la naturaleza y la vida silvestre. Doug y Carlos Zambrano (administrador del Parque y Proyecto Pumalín) nos dan excelentes consejos, pero también tenemos espacio para trabajar de forma independiente. Realmente sentimos que somos parte de una gran familia de gente motivada y que comparte las mismas ideas.

Hornopirén tiene una casa de campo de madera restaurada, construida hace décadas atrás con el estilo regional, además de refugios para equipos de mantención y caminos interiores que han sido arreglados.

El majestuoso Volcán Hornopirén provee un hermoso escenario para los cultivos de frutos del bosque.

Rejas y caminos construidos en el estilo local tradicional.

Héctor y Nancy venden muchas de las verduras que producen en el mercado local en el pueblo de Hornopirén.

Todo el ganado se cría de manera orgánica y es completamente alimentado con pastos.

El campo produce una amplia variedad de frutos del bosque: arándanos, frambuesas, grosellas, murtas y zarzaparrillas.

¡Un perro dando vigilancia adicional!

Leave a Comment

Filed under Otros