Nace la Primera Cría de una Especie Extincta en el Iberá

P1370688

Foto: Gerardo Cerón (junio 2017)

Nena, una hembra de tapir reinsertada en la zona, ha dado a luz a su primera cría

Después de más de medio siglo de ausencia en la zona, los tapires ya comienzan a reproducirse en vida libre en el Iberá. El tapir es el mayor mamífero terrestre de Sudamérica y está considerado como en peligro de extinción en la Argentina. Este raro animal ha visto reducida a su población a menos de la mitad en los últimos 100 años debido a la destrucción de su hábitat y la cacería.

Para revertir esto la fundación CLT inició en Corrientes en 2016 un proyecto destinado a traer de vuelta a este gran mamífero al Iberá. Así se fueron liberando animales procedentes de la Estación de Fauna Autóctona de Salta del Gobierno de Salta y la Reserva Experimental Horco Molle de la Universidad de Tucumán. Como resultado de estos esfuerzos se ha confirmado el nacimiento de la primera cría de esta nueva población restaurada en la zona.

P1370678

Foto: Gerardo Cerón

El recién nacido  ha sido sexado como macho y es hijo de Nena, una hembra que llegó de la Estación de Fauna Autóctona de Salta para incorporarse en marzo de este año al grupo de fundadores de la nueva población de tapires en Iberá. Con la llegada de esta cría ya son siete los ejemplares (2 machos y 4 hembras adultos, más el pequeño macho) que viven en Rincón del Socorro, una reserva natural propiedad de CLT que será donada al estado argentino para ser parte del Parque Nacional Iberá.

El nacimiento de esta cría significa un paso más en la ambiciosa tarea de traer de vuelta las especies de fauna que habían desaparecido del Iberá. Este programa de restauración de fauna extinta o rewilding es el más grande del continente americano y fue iniciado en 2007 por la fundación creada por Douglas y Kristine Tompkins con la liberación de los primeros osos hormigueros. Desde entonces, el programa ha contado con la participación activa de los gobiernos de Corrientes y Argentina, autoridades de otra provincias, y el apoyo de decenas de organizaciones públicas y privadas, y de particulares de Argentina y el extranjero. El programa de rewilding de Iberá se ve reforzado con la donación de las tierras de CLT para crear el Parque Iberá (que con 700,000 hectáreas sería el mayor de la Argentina) y el trabajo de múltiples instituciones para promover que Iberá se convierta en un destino de ecoturismo que sirva como fuente de empleo y orgullo para los habitantes de la región.

IMG-20170628-WA0075

Foto: Gerardo Cerón

En palabras de Sebastián de Martino, coordinador del Programa de Restauración de Fauna de CLT en Iberá: “El nacimiento de esta cría se suma a los nacimientos que se dieron de especies que se encontraban anteriormente extintas en Iberá, como son el venado de las pampas, el oso hormiguero y el pecarí. Queremos agradecer a nuestros socios tucumanos y salteños que donaron los tapires por ayudar a que Corrientes vuelva a contar con esta pieza clave de su fauna original. Esperamos que esta buena noticia se vea complementada pronto con el nacimiento de las primeras crías de yaguareté en la región. Éste es un ejemplo de lo que se puede lograr en nuestro país cuando los entes privados y públicos colaboramos por un fin común.”

Leave a Comment

Filed under Otros

Kristine McDivitt Tompkins es Premiada con la Medalla Carnegie de Filantropía 2017

KD1A0316

Nueva York, 22 de junio, 2017 –Kristine McDivitt Tompkins, cofundadora de Tompkins Conservation junto a su fallecido esposo, Douglas Tompkins, ha sido premiada con la Medalla Carnegie de Filantropía 2017, otorgada por la familia de instituciones Carnegie. La entrega de esta medalla tiene por objetivo reconocer y destacar a filántropos que reflejan los valores de Andrew Carnegie y su filosofía de entrega, en otras palabras, lo que él denominó el “negocio de la benevolencia.”

La Medalla Carnegie de Filantropía fue creada en 2001 y es otorgada cada dos años. Las 22 instituciones de Carnegie en Estados Unidos y Europa nominan a los candidatos, y un comité de selección que representa a 7 de esas instituciones hace la elección final. Los ganadores son reconocidos como catalizadores para el bien, cuya filantropía ha tenido un impacto significativo y duradero sobre un área específica, una nación o una comunidad de personas.

Habiendo acumulado una de las fortunas más grandes de su tiempo, Carnegie, el legendario productor industrial escocés-americano, decidió reinvertir su fortuna en la sociedad declarando tener la meta de hacer “el verdadero bien permanente en el mundo.” Su filosofía de entrega se basaba en la creencia de que con la riqueza viene la responsabilidad. Él creía que la meta principal de la filantropía era, al contrario de la caridad, enfrentar las causas de los malestares sociales en vez de sus síntomas. Esta creencia es compartida por la familia Tompkins, cuyo trabajo en conservación, rewilding, agricultura ecológica y activismo busca proveer soluciones fundamentales, tales como la disminución de la huella de carbono, ecosistemas más saludables y economías locales más conscientes con el medio ambiente.

CMoP_Image

“Para mí es un honor ser reconocida con la Medalla Carnegie de Filantropía, en nombre de nuestro equipo, y en reconocimiento a mi esposo, Douglas Tompkins, cuya visión sigue siendo central en nuestro trabajo,” señaló Kristine Tompkins. “Quiero felicitar a mis colegas homenajeados y estoy orgullosa de estar junto a ellos. Todos estamos a la sombra de grandes filántropos que vinieron antes que nosotros y espero poder vivir a la altura de los ideales de aquellos que consideran fundamental para la sociedad civil el vivir como individuos que mientras más reciben, más entregan.” Finalizó Kristine.

Por otro lado, el equipo de trabajo de la Medalla Carnegie de Filantropía manifestó:

“Las personas homenajeadas con la Medalla Carnegie de Filantropía, en el pasado y el presente, encarnan los ideales de la visión de Carnegie, buscando a través de su entrega crear un mundo de cambio positivo. Ellos materializan la misma sabiduría, perspectiva y pasión en sus actividades filantrópicas tal como lo han hecho en sus empresas profesionales altamente exitosas. Son catalizadores para el bien que sirven de inspiración para los demás. Son modelos para los filántropos de la próxima generación.”

“Señora Tompkins, su apasionado compromiso por restaurar el ecosistema es sorprendente en su alcance y magnitud, un verdadero ejemplo de la creencia de Andrew Carnegie de que los parques públicos deberían estar “en la primera categoría de la beneficencia.” Sus trabajos de conservación son visionarios y repercuten más allá de las fronteras dentro de los cuales son realizados. Estamos orgullosos de nombrar a la Señora Tompkins como ganadora de la MCdeF 2017 este jueves en el Foro de la Medalla Carnegie de Filantropía.”

Los ganadores 2017 son:

  • Mei Hing Chak China; Fundación de Caridad Heung Kong
  • F. (Gerry) y Marguerite Lenfest U.S.A.; Fundación Lenfest
  • Azim Premji India; Fundación Azim Premji
  • Julian Robertson S.A.; Fundación Robertson
  • Jeff Skoll S.A.; Fundación Skoll
  • Kristine McDivitt TompkinsS.A.; Tompkins Conservation
  • Shelby WhiteS.A., Fundación Leon Levy
  • Señor James d. WolfensohnS.A. y Australia; Centro para el Desarrollo Wolfensohn

Las instituciones Carnegie otorgarán las medallas durante una ceremonia formal en el Edificio Stephen A. Schwarzman de la Biblioteca Pública de Nueva York el 3 de octubre, 2017. El evento privado se realizará en la Corporación Carnegie de Nueva York. Katty Kay, la presentadora de BBC World News America, será la maestra de ceremonia.

Para más información:

Corporación Carnegie de Nueva York

Secretaría de la Medalla Carnegie de Filantropía 2017

Departamento de Comunicaciones

externalaffairs@carnegie.org

212.207.6273

www.medalofphilanthropy.org

Contacto de prensa

Alison Kelman

Tompkins Conservation Estados Unidos

Alison.kelman@tompkinsconservation.org

415.229.9365

Leave a Comment

Filed under Otros, Quiénes Somos

DECLARACIÓN DE TOMPKINS CONSERVATION EN RELACIÓN A LA DECISIÓN DEL GOBIERNO DE TRUMP SOBRE EL ACUERDO CLIMÁTICO DE PARIS

JPLotak-1190861

Foto: Justin Lotak

2 de Junio, 2017 – Las personas de Tompkins Conservation, quienes están trabajando en tres países en dos continentes, están muy preocupadas por la decisión del Gobierno de Trump de cancelar la participación de EE.UU. en el acuerdo de París. A pesar de ser insuficiente para enfrentar la crisis climática, el acuerdo de París sirve como un primer paso muy importante para llevar a la sociedad hacia una mayor determinación y compromiso para crear un futuro con energía baja en carbonos.

Más allá del enorme y bien merecido rechazo de todo el mundo, esta acción por parte del Gobierno de Trump debe ser analizada, ridiculizada y contrapuesta con el liderazgo demostrado por otros gobiernos alrededor del mundo. En Chile y Argentina, donde nuestros esfuerzos de creación de parques nacionales y rewilding están ayudando a consolidar resiliencia frente al cambio climático, los presidentes, Michelle Bachelet y Mauricio Macri, respectivamente, han articulado su fuerte compromiso con el creciente movimiento internacional que busca encontrar una solución al cambio climático.

Sin embargo, más allá de las palabras, estos últimos meses los gobiernos de Bachelet y Macri han llevado a cabo acciones decisivas para expandir áreas protegidas que sustentan hábitats de vida silvestre vitales y secuestran el carbono. Estos dos líderes han mostrado de manera explícita la conexión entre la conservación del hábitat y sus compromisos nacionales para mitigar el cambio climático, entendiendo que la transición hacia una economía de energía limpia, la cual es de primordial importancia, es sólo una parte de la solución para el cambio climático.

En Tompkins Conservation, creemos que la ignorancia intencional de algunos líderes políticos puede y será superada por medio de acciones organizadas de individuos, gobiernos, y organizaciones no gubernamentales en todo el planeta que están trabajando por un futuro durable, para toda la vida en esta Tierra. Estamos más comprometidos que nunca para usar nuestra energía, experiencia y recursos para seguir impulsando proyectos duraderos y esperanzadores que protejan la naturaleza silvestre, beneficien a las comunidades humanas y ayuden a minimizar el caos climático. Con cada hectárea que se proteja y cada esfuerzo de recuperación de especie que se implemente, estamos actuando desde nuestros corazones y con nuestras propias manos para crear un mundo que tenga un hábitat adecuado para todos, y un clima estable que apoye la prosperidad para las comunidades naturales y humanas.

Leave a Comment

Filed under Activismo, Involúcrate, Quiénes Somos

Personal Destacado: Ignacio Jiménez Pérez, Director de Conservación, CLT Argentina

_CJR6869

Nombre: Ignacio Jiménez Pérez

Ciudad natal: Valencia, España

Año que comenzó en CLT: 2005

Cargo: Director de Conservación, CLT Argentina

Área principal de estudio: “Ecología Institucional,” que estudia qué tipo de arreglos organizativos hacen que la conservación sea más efectiva

Ignacio llegó a CLT Argentina hace más de diez años con amplia experiencia en el área de la conservación de la vida silvestre. Comenzando su carrera con un título en Biología Animal de la Universidad de Valencia, España, y un Magíster en Manejo y Conservación de Vida Silvestre de la Universidad Nacional de Costa Rica, Ignacio tiene décadas de experiencia en proyectos de conservación sobre el terreno en varios países. Desde el estudio y manejo de manatíes en Costa Rica y Nicaragua, hasta la evaluación de programas de recuperación de especies en peligro de extinción en España, el trabajo de Ignacio de investigación, administración y restauración de la vida silvestre lo han posicionado en el lugar más alto dentro de su campo. Por otro lado, Ignacio también se ha desempeñado como capacitador, y ha enseñado más de 20 cursos en España, Costa Rica, Guatemala, Argentina y Chile sobre temas interdisciplinarios relacionados a la conservación. Sus esfuerzos de investigación y conservación han sido publicados en varias revistas científicas, libros y otros medios.

Cuando comenzó en 2005, el trabajo de Ignacio en CLT inicialmente se concentró en la reintroducción de especies localmente extintas en los humedales de Iberá, como es el caso del oso hormiguero gigante, el ciervo de las pampas y el jaguar. Actualmente, después de haber tomado un rol relacionado más centrado en comunicación y planificación estratégica, Ignacio sigue siendo una autoridad líder de referencia en cuanto a programas de rewilding. Tuvimos la oportunidad de hacerle a Ignacio algunas preguntas sobre su camino en CLT y qué cosas lo inspiran en su trabajo. A continuación, verán nuestra conversación:

P: ¿Cómo te involucraste en The Conservation Land Trust?

R: Estaba viajando con mi novia argentina (ahora mi mujer y madre de dos hermosas hijas) por el Parque Pumalín en enero de 2005. Me había mudado recién a Argentina desde Costa Rica y estaba buscando un trabajo de conservación que me entusiasmara. Un día que estaba en el acogedor café de Caleta Gonzalo, me empecé a preguntar, ¿cuál será esta organización que está tratando de convertir una reserva privada en un parque nacional de primera clase? Y después vi el libro de los primeros 10 años de CLT. Dando vuelta las páginas, descubrí que tenían un proyecto en un lugar llamado Iberá en Argentina, que me sonaba un poco familiar. Y luego vi que estaban planeando reintroducir seis especies de mamíferos. Yo sabía que nunca nadie había intentado hacer algo así en Sudamérca, y pensé, “¡estos chicos están locos!” Pero después pensé, “si alguien puede hacer esto, quizás son ellos.” Unos meses después, me puse en contacto con Sofía Heinonen, quien estaba en ese momento empezando a formar un equipo de conservación y buscaba a alguien con experiencia en la recuperación de especies en peligro de extinción. Y el resto, como dicen, ¡es historia!

P: ¿Puedes, por favor, explicar un poco tu cargo en CLT Argentina?

R: Entre 2005 y 2015, estaba a cargo de coordinar nuestro programa de rewilding o reintroducción de fauna localmente extinta. En el año 2015, estaba claro que mi cargo abarcaba muchas cosas, porque tenía que coordinar un creciente equipo de profesionales quienes manejaban los animales directamente, obtener todos los permisos de las autoridades, lo cual es uno de los trabajos más difíciles en la conservación, y además manejaba las comunicaciones, la recaudación de fondos, y el entrenamiento. Era demasiado. Con Sofía, nuestra Directora en Argentina, decidimos dividir el trabajo y buscar a una persona que estuviera principalmente enfocada directamente en el trabajo de rewilding, mientras yo me concentraría más en la comunicación, planificación estratégica y asuntos institucionales para todo CLT en Argentina.

P: ¿Qué significa para ti “rewilding”?

R: Significa trabajar duro para conseguir que las cosas mejoren en el mundo natural, no sólo evitar que las cosas se pongan peor. Es algo proactivo e inspirador, en vez de ser sólo reactivo, y estar “a la defensiva”. Cuando traemos la naturaleza de vuelta a su estado natural, podemos realmente mejorar el estado natural de los ecosistemas que han quedado a nuestro cuidado, ¡y también inspirar a otras personas para que apoyen la conservación!

P: ¿Puedes explicarnos un poco sobre el programa de reintroducción del jaguar en Iberá? ¿Cuáles son las metas del programa para el 2017?

R: El programa del jaguar en Iberá es el culmen del Programa de Rewilding de Iberá, primero porque es la especie más difícil con la cual trabajar (¡no quieres trabajar con un animal que es odiado, temido o amado, sin otros matices!) y segundo, porque implica traer de vuelta una de las piezas más importantes del ecosistema completo (por ejemplo, es un superpredador, como la “cúpula” en esta “catedral natural” que es el paisaje de Iberá). Al final, estábamos sorprendidos del enorme grado de apoyo por parte de la población local, porque ellos ven a los jaguares como si fuera un “pariente desaparecido,” ya que muchos gauchos locales se comparan con los jaguares, como parte de su herencia cultural y natural.

Reducida_IMG_1731

Naguel y Tobuna, dos yaguareté en el nuevo Centro Experimental de Cría de Yaguaretés (CECY). Foto: CLT Argentina

P: Estuviste hace poco trabajando en Sudáfrica. ¿Puedes explicarnos un poco qué estabas haciendo allá?

R: Fui a Sudáfrica por dos razones, porque quería tener una experiencia en familia y también por una meta profesional. A nivel familiar, fue una gran oportunidad para que mis dos hijas (de 8 y 9 años) podieran vivir en otra cultura, mejorar su inglés, y disfrutar de una naturaleza y paisajes increíbles. Para toda mi familia fue extremadamente gratificante. Al nivel profesional, por medio de mi trabajo de rewilding en Iberá (y mi interés personal en asuntos de organización) llegué a descubrir que Sudáfrica, como región, está décadas adelantada del resto del mundo con respecto a la restauración de especies extirpadas de grandes mamíferos. Sabiendo esto, ¡no pude más que viajar hasta allá para aprender y traer ese conocimiento práctico a Sudamérica!

Black rhino & Carito en Phinda

Ignacio con Carito (una veterinaria de fauna Silvestre de CLT) durante la visita a un proyecto de conservación de rinocerontes. Foto: Ignacio Jimenéz Perez

P: ¿Qué implica para las iniciativas de rewilding la creación del Parque Nacional Iberá?

R: Desde el comienzo, el Programa de Iberá fue el resultado de la visión de Doug y Kris, y esto era muy claro: crear un gran parque nacional que pueda mantenerse con el paso del tiempo y traer de vuelta a las especies de fauna originales que faltaban. Sin el parque y su protección legal a largo plazo, no se podría hacer un trabajo de retorno a la naturaleza, porque no habría un hábitat protegido para los osos hormigueros gigantes, los venados de las pampas, tapires, jaguares, etc, que se están reintroduciendo.

El proyecto que más me inspira el día de hoy es un libro que estamos terminando, el cual combina más de dos décadas de experiencia personal administrando, visitando, estudiando y aprendiendo de programas de conservación en cuatro continentes. Dentro de CLT Argentina lo llamamos “El Manual,” porque reúne la experiencia acumulada en 25 años de trabajo de Tompkins Conservation, con lo que hemos aprendido al trabajar y visitar otros programas de conservación. Creemos que hemos logrado desarrollar un método testeado en terreno para crear y administrar áreas protegidas y traer grandes áreas del planeta de vuelta a su estado natural.

PN Volcanes 2016

Observando gorilas de montaña en Ruanda. Foto: Ignacio Jimenéz Perez

Leave a Comment

Filed under Creación de Parques, Quiénes Somos

Kristine Tompkins Recibe la Medalle Cynthia Pratt Laughlin del Garden Club of America

IMG_6697

Baltimore (6 de mayo, 2017) – Nuestra líder en Tompkins Conservation, Kristine McDivitt Tompkins, ha sido premiada con uno de los honores más altos que entrega The Garden Club of America (GCA), recibiendo la Medalla Cynthia Pratt Laughlin. Esta medalla, que fue otorgada a Kristine en la reunión anual del GCA en Baltimore, Maryland, es un premio que da reconocimiento a un logro excepcional en la protección del medioambiente y la mantención de la calidad de vida.

Al honorar a Kristine, el GCA la alabó como “una mujer con una visión, determinación, resiliencia y generosidad sin comparación” y “una de las protectoras de la naturaleza más importantes de nuestros tiempos cuyo trabajo e intelecto son una enorme influencia en el ámbito de la conservación a nivel mundial.”

El 15 de marzo, 2017, Kristine, junto a la Presidente de Chile, Michelle Bachelet, firmaron una promesa para expandir parques nacionales en Chile con grandes extensiones de tierra, aproximadamente 10 millones de acres. Cuando se implemente en su totalidad, este acuerdo materializará la creación de cinco nuevos parques nacionales, incluyendo dos joyas del trabajo de Tompkins Conservation, el Parque Pumalín y el Parque Patagonia, los cuales abarcan un millón de acres e incluyen una infraestructura de calidad mundial, y además expandirá otros tres parques. Esta propuesta comprende la donación de tierras más grande de la historia que una entidad privada hace a un país; el área que será protegida, por medio de esta donación de tierra privada más la tierra del Gobierno, suma en total tres veces el tamaño de los Parques Nacionales Yosemite y Yellowstone juntos.

“Kristine es una aventurera cuyas experiencias en lugares silvestres la han llevado a un compromiso para proteger la naturaleza que aún nos queda, e incentivar a que las generaciones del futuro experimenten el contacto con la naturaleza silvestre,” dijo el GCA en su honor. “Durante los últimos 20 años, ella ha logrado establecer, mucho más que otras naciones, una red de parques nuevos, expandiendo parques ya existentes y conectándolos con corredores de vida silvestre. Ella ha promovido la agricultura sustentable y la creación de oportunidades de trabajo, adentro y alrededor de los parques, para ayudar a las poblaciones locales y lograr que estas apoyen a los parques. Se ha mantenido fiel a su visión de salvar la naturaleza silvestre de la extinción.”

Cynthia Pratt Laughlin (1910-85), miembro del Southampton Garden Club en Nueva York, creó esta medalla en 1979. El reconocido escultor de Delaware, Charles Cropper Parks, diseñó la medalla, y entre los ganadores que han recibido este premio se encuentran: el ex presidente de The Nature Conservancy, Patrick F. Noonan (1984); The Outdoor Circle, la organización más importante que está protegiendo la belleza de Hawai’i (1985); el escritor, activista medioambiental y agricultor, Wendell E. Berry (2008); el U.S. Green Building Council (2009) y The Pollinator Partnership (2011).

Kristine fue nomidada al premio por Corbin Harwood, miembro de The Garden Club of Chevy Chase, Maryland.

El GCA es una organización nacional sin fines de lucro compuesta por 200 clubes, con cerca de 18.000 miembros que dedican su energía y experiencia a realizar proyectos dentro de sus comunidades, a lo largo de todo Estados Unidos. Fundado en 1913, el GCA es un líder en la horticultura, la conservación y el mejoramiento cívico. (www.gcamerica.org)

Leave a Comment

Filed under Otros