Category Archives: Restoration

The pampas deer returns to the pampas: Restoring a keystone species at the Iberá Natural Reserve

Once the reigning “king of the pampas,” the pampas deer now struggles to find a stretch of grass to call its own in the vanishing wilds of Argentina’s prairies.  Once said to roam by the thousands throughout its namesake pampas (prairies, or plains, in English), current population estimates in Argentina suggest fewer than 3,000 individuals remain.

The wildlife team at the Iberá Natural Reserve is working to reverse this trend, defending its existing populations in the wild, and reintroducing new, viable populations to protected areas within its historic range.  In an exciting recent expedition, the Iberá team captured six wild deer for relocation to the Iberá Natural Reserve, where the species had formerly been extirpated.  These six individuals joined a growing cohort of re-introduced pampas deer at Iberá, where current population levels stand at 31 individuals, with new fawns on the way.

A poster from the outreach campaign

Veterinarians examine a young deer

The pampas deer (Ozotoceros bezoarticus) is a small and delicate-looking creature, suited to a quiet, non-migratory life in the tall grasses of the Argentine pampas.  Their presence in the landscape was ubiquitous until the turn of the 20th century, when the rapid conversion of the grasslands into cattle pastures, agricultural farms and tree plantations tore relentlessly into the heart of the pampas deer’s habitat.  Today, the pampas is considered one of the most endangered habitats on earth: the precipitous decline of the pampas deer is a warning sign of the near-extinction of this ancient grazing paradise.

The conservation team at the Iberá Natural Reserve in Argentina’s Corrientes Province is working to reverse the prevailing trends of habitat and species loss in the region by saving and restoring native ecosystems and their characteristic flora and fauna.  High on the priority list is the reintroduction of the locally extirpated pampas deer to the grasslands of Iberá.

A mother nuzzles her fawn, born on-site at Iberá

A male deer wearing a radio tracking collar

The Iberá pampas deer recovery program has two major goals: first, to stabilize the existing population in the Aguapey region that neighbors the reserve, and second, to re-introduce a self-sustaining population within the reserve itself, thus broadening the deer’s total range.

As of November of 2012, the Iberá team has conducted over six years of surveys on the existing population in Aguapey, and has also performed a variety of public outreach programs designed to heighten awareness of the deer’s decline, and curb further population loss.  With the help of Argentina Flora and Fauna, the team has established a 535-hectare reserve dedicated exclusively to the conservation of the pampas deer.  This reserve is called Guasutí Ñu, or Land of Deer in the native language of Guaraní.

Reintroduction to the Iberá Natural Reserve has also been an ongoing success: to date, a total population of 31 individuals has been established in two of our reserves sited within Iberá, with new generations of fawns successfully surviving to adulthood in their new home range.  With just four other remaining populations of pampas deer in Argentina, this new population at Iberá raises the total to five.  This may seem like a small victory, but as the first official reintroduction of the pampas deer to date, it is an essential step forward to the long-term recovery of the wild, boundless pampas of Argentina.

1 Comment

Filed under Restoration

Iberá Natural Reserve: Big cat experts gather to facilitate world’s first jaguar reintroduction

En un encuentro realizado hace poco en la Reserva Natural Iberá, un grupo de expertos en felinos grandes concluyeron que los humedales de esta zona son una ubicación ideal para reintroducir al jaguar. Con sólo 200 jaguares restantes en Argentina, la reintroducción del jaguar tiene una importancia de conservación prioritaria para las autoridades de vida silvestre del país. Distintos conservacionistas de alrededor del mundo se reunieron en Septiembre para discutir los planes de implementación del ambicioso proyecto de reintroducción en la Reserva. Entre los invitados se encontraba el conservacionista de reconocimiento mundial, George Schaller, quien expresó su apoyo para el proyecto. “Es una cosa muy afortunada que Kris y Doug Tompkins hayan establecido un programa acá para estudiar la vida silvestre, para traer los jaguares devuelta y promover la creación de un parque nacional. Este tipo de iniciativa privada es muy importante en todo el mundo.”

The Conservation Land Trust (CLT) está liderando el programa de reintroducción en Iberá, siendo el primer programa de este tipo en todo el mundo. Pronto, CLT donará 150.000 hectáreas de tierras privadas óptimas al gobierno de Argentina para establecer oficialmente el gran Parque Nacional Iberá, el cual va a consistir en un total de 283.000 hectáreas y se convertirá en el parque nacional más grande de Argentina. Este estatuto de protección va a beneficiar a la población de jaguares reintroducidos junto con la abundante diversidad biológica de la zona. Los jaguares eran originalmente parte del paisaje de Iberá, a punto de extinguirse a mediados del siglo veinte. Traer el jaguar devuelta a Iberá cumple con el objetivo de conservación global de restauración ecológica de la reserva. Al reestablecer un superpredador en un ecosistema con sobreabundancia de presas (en este caso, carpincho) se está desarrollando una actividad poderosa para restaurar el equilibrio en el ecosistema.

En Septiembre, el equipo de reintroducción del jaguar presentó un informe anual con aportes de los líderes de CLT, ecologistas del jaguar argentinos, autoridades brasileras, un especialista en genética del jaguar y expertos en la crianza y reintroducción del Lince Ibérico. Además de dar buenos resultados, la reunión fue entretenida, dando inicio al comienzo del proyecto con ideas frescas y nuevas relaciones fructíferas.

Mario Di Bitteti (ecologista argentino de jaguares, CONICET), Astrid Vargas (ex coordinadora de los programas ex situ para el hurón de pies negros y el lince ibérico, CLT) y George Schaller (fundador de Panthera Foundation)

El grupo completo hace una pausa para sacarse una foto.

Uno de los puntos principales de la conversación durante la reunión fue sobre la logística de la construcción de recintos eficaces para la crianza y el desarrollo. Debido a que son inteligentes y fuertes, los jaguares son unos de los animales más difíciles de mantener cautivos, por lo que el diseño de las jaulas se ha convertido en un desafío de ingeniería fascinante (hecho mucho más fácil con la ayuda pro-bono del ingeniero argentino, Peta Friedrich). El proyecto completo requiere una investigación y planificación minuciosa para el transporte, albergue, crianza y liberación de los jaguares, los cuales eventualmente se van a obtener de las autoridades de vida silvestre de Brasil, después de largas negociaciones y una vez que las instalaciones de Iberá estén puestas en marcha.

Una instalación de crías en España, diseñado para el proyecto de restauración del Lince Ibérico.

Esquema para las rejas del programa de reintroducción de jaguares en Iberá.

Estamos muy emocionados de estar haciendo avances significativos en este proyecto y estamos especialmente contentos de que la respuesta a nuestros planes por parte de la gente en la Provincia Corrientes ha sido enormemente positiva. Estamos ansiosos de traer más noticias y fotos de Iberá a medida que se desarrolla el proyecto. Nuestro equipo quiere agradecer a nuestras empresas patrocinadores de Argentina: Tonka SA, Tecpetrol A, Comodoro Rivadavia y Techint. Gracias a sus generosas donaciones de tiempo y material, los jaguares pronto volverán a su lugar en los humedales de Iberá.

Leave a Comment

Filed under Restoration

Iberá Project gains insight into big cat conservation from tiger programs in India

El trabajo de conservación que hacemos depende finalmente de nuestra habilidad de nutrir y comprender el entorno particular del lugar donde nos encontramos en un momento dado. Sin embargo, también podemos obtener conocimientos de conservación para el lugar donde vivimos si comparamos nuestro trabajo con el de otros conservacionistas que enfrentan problemas similares, incluso si están al otro lado del mundo.

Siguiendo esta lógica, los líderes del proyecto Iberá de Conservation Land Trust, Ignacio Jiménez y Sofía Heinonen, viajaron a India este mes pasado para observar programas de conservación de tigres y de esta forma prepararse para la reintroducción de jaguares en la Reserva Natural Iberá. A pesar de haber algunas diferencias evidentes, como manchas en vez de rayas, Sudamérica versus Asia, estos dos felinos grandes comparten características importantes. Siendo miembros del género Panthera, el jaguar y el tigre ambos son depredadores fundamentales al comienzo de la cadena alimenticia y dependen de su tamaño y reflejos rápidos para cazar cualquier tipo de especies de presas. Aunque viven en continentes diferentes, su hábitats preferidos son bastante parecidos: ambas especies prefieren zonas boscosas y con abundante agua (¡los dos se han destacado por su capacidad para nadar!)

Tristemente, una de las cosas más notorias que comparten el jaguar y el tigre es su historia de caza, pérdida de hábitat y el declive acelerado de sus poblaciones durante los últimos cincuenta años. Las historias siguen el mismo patrón: los dos son cazados por sus hermosas y exóticas pieles, matados por cazar el ganado y cada vez más desplazados por las crecientes poblaciones humanas. Hoy en día, estos dos gatos grandes están en gran peligro de extinguirse para siempre, a menos que se tomen medidas drásticas para asegurar su supervivencia.

La Reserva Natural Iberá en la Provincia Corrientes de Argentina es una de las áreas más prometedoras para la conservación de jaguares en el continente. Contando con un área protegida de más de 1.300.000 hectáreas de hábitat libre de conflicto y con grandes poblaciones de presas silvestres, Iberá va a sustentar una población de jaguares sana y creciente siempre que estos sean reintroducidos y protegidos de forma adecuada.

En su viaje a India, Ignacio y Sofía visitaron varias reservas de tigres distintas para obtener información sobre su crianza, rastreo y de como mantener las poblaciones de estos grandes felinos. Por medio de reuniones y conversaciones con expertos en tigres alrededor del país, la dupla de Iberá fue testigo del lento e intensivo proceso de trabajo que significa reintroducir estos grandes depredadores al entorno natural, lo cual necesita una constante evaluación y participación activa para proteger y aumentar su población.

Una de las paradas del viaje fue en el Parque Nacional Ranthambore, una de las mejores y más conocidas zonas para la conservación de tigres en India. Ranthambore es un parque muy exitoso que sustenta alrededor del 70 a 80% de la economía local a través del turismo. La población de tigres en el parque ha fluctuado en los últimos treinta años debido a problemas con el manejo de su crianza, pero actualmente cuenta con aproximadamente 48 individuos dentro del parque. A pesar de tener un número tan pequeño de animales, el parque atrae alrededor de 200.000 visitas al año. Desafortunadamente, debido a los continuas lluvias de los monsones, Ignacio y Sofía no pudieron ver un sólo tigre durante su visita a Ranthambore, ni tampoco en su primera visita en Sarishka.

Aunque las lluvias no se detuvieron, su suerte estaba a punto de cambiar cuando hicieron su última parada en una reserva de tigres llamada Panna. A pesar de que el tiempo estaba malo, Ignacio y Sofía fueron invitados a un tour especial en el parque junto con Vickram, el administrador del parque. El medio de transporte ese día era montando elefantes, la mejor manera para ver tigres de cerca. Los tigres no le tienen miedo a los elefantes, y por su parte los elefantes tampoco le prestan mucha atención a los tigres.

Ignacio recuerda andar sobre el elefante a través del bosque, apartando ramas y buscando entre los arbustos para ver si aparecía un tigre. Finalmente, entremedio de los árboles, vieron uno. Ignacio relata, “Vimos el tigre a unos 4 metros de distancia. Los elefantes se dieron vuelta abriendo paso entre las ramas para que lo pudiéramos ver mejor. El tigre se asomó desde su escondite tranquilo (donde nos dimos cuenta que estaba comiendo la carne de una vaca), caminó al arroyo para tomar agua, caminó un poco más lejos y finalmente cruzó el arroyo nadando entremedio de las rocas sobresalientes. Estuvimos mirando el animal por unos diez o veinte minutos. Inolvidable.”

A medida que el equipo de vida silvestre de Iberá continua ideando el plan para empezar a criar y soltar los jaguares en la reserva, tendrán presentes los conocimientos adquiridos de sus colegas en India mientras se esfuerzan en devolver la tierra que una vez perteneció a estos grandes felinos.

Leave a Comment

Filed under Restoration