Monthly Archives: F Y

Iberá Project gains insight into big cat conservation from tiger programs in India

El trabajo de conservación que hacemos depende finalmente de nuestra habilidad de nutrir y comprender el entorno particular del lugar donde nos encontramos en un momento dado. Sin embargo, también podemos obtener conocimientos de conservación para el lugar donde vivimos si comparamos nuestro trabajo con el de otros conservacionistas que enfrentan problemas similares, incluso si están al otro lado del mundo.

Siguiendo esta lógica, los líderes del proyecto Iberá de Conservation Land Trust, Ignacio Jiménez y Sofía Heinonen, viajaron a India este mes pasado para observar programas de conservación de tigres y de esta forma prepararse para la reintroducción de jaguares en la Reserva Natural Iberá. A pesar de haber algunas diferencias evidentes, como manchas en vez de rayas, Sudamérica versus Asia, estos dos felinos grandes comparten características importantes. Siendo miembros del género Panthera, el jaguar y el tigre ambos son depredadores fundamentales al comienzo de la cadena alimenticia y dependen de su tamaño y reflejos rápidos para cazar cualquier tipo de especies de presas. Aunque viven en continentes diferentes, su hábitats preferidos son bastante parecidos: ambas especies prefieren zonas boscosas y con abundante agua (¡los dos se han destacado por su capacidad para nadar!)

Tristemente, una de las cosas más notorias que comparten el jaguar y el tigre es su historia de caza, pérdida de hábitat y el declive acelerado de sus poblaciones durante los últimos cincuenta años. Las historias siguen el mismo patrón: los dos son cazados por sus hermosas y exóticas pieles, matados por cazar el ganado y cada vez más desplazados por las crecientes poblaciones humanas. Hoy en día, estos dos gatos grandes están en gran peligro de extinguirse para siempre, a menos que se tomen medidas drásticas para asegurar su supervivencia.

La Reserva Natural Iberá en la Provincia Corrientes de Argentina es una de las áreas más prometedoras para la conservación de jaguares en el continente. Contando con un área protegida de más de 1.300.000 hectáreas de hábitat libre de conflicto y con grandes poblaciones de presas silvestres, Iberá va a sustentar una población de jaguares sana y creciente siempre que estos sean reintroducidos y protegidos de forma adecuada.

En su viaje a India, Ignacio y Sofía visitaron varias reservas de tigres distintas para obtener información sobre su crianza, rastreo y de como mantener las poblaciones de estos grandes felinos. Por medio de reuniones y conversaciones con expertos en tigres alrededor del país, la dupla de Iberá fue testigo del lento e intensivo proceso de trabajo que significa reintroducir estos grandes depredadores al entorno natural, lo cual necesita una constante evaluación y participación activa para proteger y aumentar su población.

Una de las paradas del viaje fue en el Parque Nacional Ranthambore, una de las mejores y más conocidas zonas para la conservación de tigres en India. Ranthambore es un parque muy exitoso que sustenta alrededor del 70 a 80% de la economía local a través del turismo. La población de tigres en el parque ha fluctuado en los últimos treinta años debido a problemas con el manejo de su crianza, pero actualmente cuenta con aproximadamente 48 individuos dentro del parque. A pesar de tener un número tan pequeño de animales, el parque atrae alrededor de 200.000 visitas al año. Desafortunadamente, debido a los continuas lluvias de los monsones, Ignacio y Sofía no pudieron ver un sólo tigre durante su visita a Ranthambore, ni tampoco en su primera visita en Sarishka.

Aunque las lluvias no se detuvieron, su suerte estaba a punto de cambiar cuando hicieron su última parada en una reserva de tigres llamada Panna. A pesar de que el tiempo estaba malo, Ignacio y Sofía fueron invitados a un tour especial en el parque junto con Vickram, el administrador del parque. El medio de transporte ese día era montando elefantes, la mejor manera para ver tigres de cerca. Los tigres no le tienen miedo a los elefantes, y por su parte los elefantes tampoco le prestan mucha atención a los tigres.

Ignacio recuerda andar sobre el elefante a través del bosque, apartando ramas y buscando entre los arbustos para ver si aparecía un tigre. Finalmente, entremedio de los árboles, vieron uno. Ignacio relata, “Vimos el tigre a unos 4 metros de distancia. Los elefantes se dieron vuelta abriendo paso entre las ramas para que lo pudiéramos ver mejor. El tigre se asomó desde su escondite tranquilo (donde nos dimos cuenta que estaba comiendo la carne de una vaca), caminó al arroyo para tomar agua, caminó un poco más lejos y finalmente cruzó el arroyo nadando entremedio de las rocas sobresalientes. Estuvimos mirando el animal por unos diez o veinte minutos. Inolvidable.”

A medida que el equipo de vida silvestre de Iberá continua ideando el plan para empezar a criar y soltar los jaguares en la reserva, tendrán presentes los conocimientos adquiridos de sus colegas en India mientras se esfuerzan en devolver la tierra que una vez perteneció a estos grandes felinos.

Leave a Comment

Filed under Restoration